Escándalo en la CIA

Publicado: 19/05/2013 en Politica
Etiquetas:, , , ,

9176440b4d9e2bb1a6d0d97184b1c9a7_article

Arthur González

En el cuartel general de la CIA, ubicado en Langley, Virginia, el amanecer del día 14 de mayo debió ser como tsunami, debido al cable cifrado envido desde la Estación en Moscú donde se explicaba la captura in fraganti, por parte de los servicios de seguridad rusos, de uno de sus oficiales con fachada de diplomático, en la noche del día 13.

Fogle Ryan Christopher, oficial de la CIA que bajo la cobertura de Tercer Secretario de la Sección política de la embajada norteamericana en Moscú, evidenció una vez más, la falta de profesionalidad de una buena parte de los oficiales que hoy integran la Agencia, al dejarse engañar como un principiante por un funcionario de un Servicio Especial ruso.

Evidentemente Christopher no comprobó lo suficiente al supuesto desafecto ruso y tampoco lo hicieron los oficiales de la Central en Langley, lo que trae como consecuencia que esta Agencia pierda credibilidad en las altas esferas gubernamentales de los Estados Unidos, ante la posibilidad de que otros supuestos agentes rusos sean también dobles agentes.

En 1987, los Órganos de la Seguridad de Cuba a través de la TV hicieron la denuncia más grande y amplia que ha recibido la CIA desde su creación en 1947, al poner al descubierto a  27  dobles agentes, y a más de 100 oficiales de la CIA que bajo el manto diplomático actuaban en la Habana, además de las imágenes de cómo abastecían a esos agentes con sofisticados equipos de comunicaciones, dinero y pads de cifras para el envío y recepción de informaciones.  En el 2011 pasó otro tanto.

Terrible noticia para el embajador norteamericano Michael McFaul, quien tuvo la primicia desagradable de la detención del supuesto diplomático, pues seguramente estaba al margen de las actividades ilegales que la CIA llevaba a cabo en pleno corazón de Moscú.

La prepotencia yanqui y creerse los dueños del mundo, arrojan estas consecuencias.

Ahora, como en ocasiones anteriores, los jefes de la CIA querrán pasarle factura a los subordinados por la falta de profesionalidad y control sobre los oficiales, pero ya es tarde, el ridículo no lo pueden evitar y deberán sacar como moraleja que el dinero no lo compra todo y no siempre se puede pescar un traidor.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s